Ozonoterapia

Ozonotarapia CimebEs un procedimiento médico seguro y eficaz, que consiste en el empleo de las propiedades del gas OZONO para su aplicación en el organismo humano con fines terapéuticos.
Debemos diferenciar el Ozono Medicinal del que se emplea en Cosmetología a modo superficial y en concentraciones casi despreciables. En la práctica médica, no se emplea Ozono puro, sino una mezcla de variadas proporciones entre oxígeno y ozono cuyas concentraciones deben adecuarse al tipo de paciente y problema a tratar.
Cuando el ozono se introduce en el organismo, se disgrega molecularmente (ozono lisis) produciendo gran liberación de energía y una serie de reacciones fisicoquímicas. Esto produce gran cantidad de metabolitos bioactivos que actúan a distintos niveles generando sus conocidos efectos beneficiosos:
Oxigenación de los tejidos: Aumenta la capacidad de la sangre para absorber y transportar mayores cantidades de oxígeno a todo el organismo, mejorando la circulación en general. (Ideal para el tratamiento de enfermedades vasculares como várices, claudicación de los miembros inferiores, trastornos de la memoria y la concentración etc.).

Efecto Antioxidante: Es la única especie molecular capaz de estimular todas las enzimas celulares antioxidantes que se encargan de eliminar los peligrosos radicales libres y otras especies reactivas dañinas para nuestro organismo. (Previene y neutraliza el estrés oxidativo que causa el deterioro y envejecimiento de nuestros órganos y tejidos corporales. Terapia Anti age.)

Efecto Antiálgico y Antiinflamatorio: La aplicación más conocida y exitosa del ozono. Actúa neutralizando los efectores neuroquímicos de la sensación dolorosa, y activa la eliminación de los mediadores inflamatorios. Esto resulta de gran utilidad para hernias de disco rebeldes, artrosis generalizada, lumbalgias, trastornos cervicales, rodillas dolorosas, etc.
Regenerador de tejidos: Gracias al gran aporte de Oxígeno y la activación enzimática, acelera la regeneración de los diferentes tipos de tejidos corporales, activando la cicatrización de lesiones complicadas, restaurando ulceraciones de diversos grados, tejidos articulares, revitalización de la piel, etc.

Activación del sistema inmune: Acorde a su dosificación y forma de aplicación, estimula los linfocitos (glóbulos blancos) modulando su regulación, ideal para las reacciones inmunológicas exacerbadas que producen las temidas enfermedades autoinmunes.

Acción Germicida: Inactiva o elimina todo tipo de noxa patógena, toxinas, bacterias, hongos y virus favoreciendo el control eficiente de las diversas enfermedades infecciosas.

La ozonoterapia no tiene efectos secundarios y elimina en la mayoría de los casos el uso indiscriminado de medicamentos.

Ozono

  • Enfermedades generadas o sostenidas por alteraciones del sistema circulatorio.
  • Patología geriátrica (dolor, artrosis generalizada, alteraciones en la memoria, disminución de la capacidad física y mental, inseguridad al caminar, mareos y vértigo).
  • Tratamiento de infecciones: tanto agudas como crónicas, locales o sistémicas, virales recurrentes, cistitis, ulceraciones en la piel, protección en quemaduras, etc.
  • Tratamiento del dolor: solución rápida y eficaz en deportología, trastornos de columna, hernias discales, artrosis, artritis, tendinitis, túnel carpiano, hombro doloroso, síndrome meniscal, esguinces, neuralgias del trigémino, etc.
  • Por su carácter energético y activador metabólico, es imprescindible en toda Terapia revitalizadora y el eje central de la medicina Anti Age.

  • Brinda excelentes resultados en corto plazo permitiendo al paciente retomar su actividad habitual rápidamente con la mejor calidad de recuperación.
  • La correcta aplicación de la ozonoterapia carece de efectos secundarios y permite la posibilidad de evitar el habitual uso indiscriminado de calmantes y otros medicamentos.
  • La aplicación de la ozonoterapia se realiza con un conjunto de procedimientos mínimamente invasivos, generalmente sin necesidad de internación.